¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Psicología

Desde el punto de vista psicológico en las enfermedades digestivas se hace necesario poner el foco no solo en la enfermedad que tiene el paciente sino en quién es la persona que ha sucumbido a la enfermedad.

La vivencia de acontecimientos vitales pero también pequeños acontecimientos diarios (discusiones familiares, problemas laborales, etc.), estados de ansiedad y depresión, la acumulación de emociones no expresadas y la no disposición de estrategias adecuadas de afrontamientos dan lugar a que pacientes con enfermedades digestivas sufran un inicio o empeoramiento de sus síntomas ante situaciones de ansiedad y estrés.

Por otro lado la propia enfermedad también constituye un factor muy estresante ya que interfiere en la calidad de vida (incapacidad para trabajar, cambios en la vida familiar, retraimiento social, etc.) provocando a su vez la aparición de nuevos acontecimientos estresantes.

Para ello el psicólogo potenciará los recursos de los pacientes y promoverá el desarrollo de estilos de afrontamientos adecuados para el manejo de esas situaciones que provocan un gran deterioro significativo a nivel social, laboral y familiar.

Nuestro objetivo es que las personas que se muestran desesperanzadas y angustiadas tomen conciencia de que pueden mejorar e incrementar su calidad de vida pese al padecimiento de su enfermedad.