Cáncer de esófago

Cáncer esofágico: Causas, síntomas y tratamientos

Definición

El cáncer de esófago es una enfermedad grave que se desarrolla cuando se multiplican células anormales en el tejido del esófago. Es la sexta causa más común de muerte relacionada con el cáncer en todo el mundo, y aunque es poco frecuente tiene una elevada tasa de mortalidad si no se diagnostica y se trata a tiempo. En consecuencia, la realización de una endoscopia para su diagnóstico precoz es esencial.

Las lesiones precoces, tanto en el caso del carcinoma epidermoide como del adenocarcinoma, pueden ser extirpadas endoscópicamente, evitando así una cirugía muy agresiva con elevado riesgo de complicaciones.

Signos y síntomas del cáncer de esófago

En las primeras fases del cáncer de esófago, puede no haber signos ni síntomas. Sin embargo, a medida que el cáncer de esófago progresa puede causar síntomas como:

  • dificultad para tragar
  • dolor torácico
  • pérdida de peso inexplicable
  • ronquera
  • tos persistente
  • vómitos
  • dolor óseo si el cáncer se ha extendido a los huesos.
  • sangre en el vómito o las heces
  • sensación de un bulto o masa en el estómago
  • inflamación de los ganglios linfáticos del cuello

Especialistas en el diagnóstico y tratamiento de problemas digestivos

A Coruña | Pontevedra | Online

Tipos de cáncer de esófago

Los dos tipos principales de cáncer de esófago son el carcinoma de células escamosas y el adenocarcinoma, que representan alrededor del 96 % de todos los casos. Otros tipos menos frecuentes son los linfomas, sarcomas, carcinomas de células pequeñas y cistoadenocarcinomas.

Factores de riesgo y prevención

Aunque se desconoce la causa exacta del cáncer de esófago, ciertos factores aumentan el riesgo. Entre ellos se encuentran el tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol, que pueden dañar el ADN de las células situadas en el esófago y provocar un crecimiento canceroso. Además, padecer una enfermedad llamada esófago de Barrett, o tener antecedentes de ERGE, puede aumentar el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer.

La mejor forma de prevenir el cáncer de esófago es evitar los factores de riesgo y seguir una dieta sana, mantener un peso saludable y limitar el consumo de carne procesada y roja también puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer.

Diagnóstico

El diagnóstico del cáncer de esófago suele incluir una exploración física, una endoscopia y pruebas de imagen.

Tratamiento y evolución

El tratamiento suele consistir en cirugía, quimioterapia, radioterapia e inmunoterapia. El pronóstico depende del estadio del cáncer y de la edad y el estado general de salud del paciente.

Resumen

El cáncer de esófago es una enfermedad grave y potencialmente mortal. Aunque se han identificado muchos factores de riesgo, aún no está claro qué lo causa. Es importante conocer los signos y síntomas para poder detectarlo y tratarlo en sus primeras fases. La prevención es la mejor estrategia, y reducir los factores de riesgo puede contribuir en gran medida a reducir las posibilidades de desarrollar este tipo de cáncer.

Pruebas relacionadas

Médicos que tratan esta patología

Ingaled está formado por un equipo altamente cualificado y especializado en las diferentes áreas de la salud digestiva, para dar respuesta a las necesidades de nuestros pacientes.

Habla con nuestros profesionales médicos a través de nuestras consultas especializadas

Consulta especializada en alto riesgo de cáncer digestivo

Patologías relacionadas

Director médico y fundador de Ingaled

Doctor especialista en endoscopia avanzada y oncología digestiva . Licenciado en Medicina y Doctor en Ciencias de la Salud, desarrolla su actividad médica en las clínicas del aparato digestivo de Ingaled en Pontevedra y A Coruña, realizando el diagnóstico y tratamiento no invasivo de enfermedades digestivas a través de técnicas de endoscopia avanzada, ecoendoscopia intervencionista y CPRE, entre otras.